domingo, 29 de mayo de 2011

'PASIÓN INDIA', TAN REAL COMO IRREAL


LEÍDO EN ABRIL-MAYO DE 2011

Tras unos meses de pereza con la lectura, he vuelto a coger un libro. Fui a la biblioteca con un listado de 15 libros que quería leer, y sólo encontré en castellano uno (creo que los van sustituyendo por ejemplares en catalán, sibilinamente).

Tenía ganas de leer 'Pasión india' desde hace años, cuando supe que trataba de la historia de una andaluza que llegó a ser princesa de un estado de India. Puede sonar bastante ficticio, a ver quien puede creer que una andaluza de habla andaluza acabase enamorando en Madrid y París a un maharajá de India y éste se la llevase y la convirtiese en reina. Pero es real y hay muchos libros sobre esto.

El interés de la historia, aparte de la peculiaridad, radica en el exotismo. Se describe a Anita como una bailaora que hacía de telonera en un teatrillo, donde acudía la élite de Madrid, y donde un apuesto maharajá decide que forme parte de su mundo, de una India llena de pobreza, humildad y particularidades, una India británica donde la española es toda una atracción y una rareza.
La lectura se hace amena, al menos a mi, y no pierde interés, dados los numerosos personajes que pululan por ella, las idas y venidas entre continentes, los odios, las recepciones, la soledad.
No es una lectura nada complicada, tampoco es un libro de aventuras, es mas bien una reconstrucción novelada de un personaje poco conocido, que llegó muy lejos.

Algunas críticas lo califican de poco riguroso. Simplemente es una historia interesante que se deja leer.

PASIÓN INDIA
Estreno literario: 2005
Autor: Javier Moro (Madrid, 1955)
Traducción: mas de 20 idiomas
Ejemplares vendidos: más de un millón sólo en España.
Adaptación cinematográfica: 'El proyecto cinematográfico, con Penélope Cruz de productora y protagonista ('yo lo valgo'), está parado por una querella de los herederos del maharahá, que acusan a la obra de difamación.

Chivatazo: la familia del maharahá está indignada por la forma en que el libro trata a su antepasado, y Javier Moro se defiende diciendo que no lo ha retratado mal, que lo tienen demasiado idealizado, y que lo que quieren es sacar tajada.

No hay comentarios: