viernes, 30 de abril de 2010

'EL CORAZÓN DE LA TIERRA', CASI TAN SOSA COMO LA PELÍCULA



LEÍDO EN ABRIL DE 2010

Compré este libro antes del estreno de la (soporífera) película, porque relata un hecho muy grave acaecido en mi provincia y ocultado durante décadas y décadas: 'el año de los tiros' (1888).
Es el nombre con el que quedó grabada en la memoria colectiva una terrible e injusta matanza, la de civiles desarmados concentrados pacíficamente para pedir que se dejase de calcinar mineral al aire libre en la cuenca minera de Ríotinto (Huelva).

Las calcinaciones de mineral al aire libre sumían a la comarca en una espesa noche negra, con humos y gases a nivel de la calle y graves enfermedades respiratorias. Un movimiento obrero clandestino fue animando a mineros, familiares, agricultores y ganaderos, para pedir de forma pacífica pero contundente el cese de esta barbacoa mortífera.
Para el día de la concentración, el gobernador civil envío al regimiento de soldados de Pavía, que a una orden suya, abrió fuego sin compasión sobre personas inocentes y las remataron en el suelo con la bayoneta.

El suceso fue real y una de las mayores vergüenzas de nuestro país. Nunca se supo el número real de fallecidos, ya que las milicias abrieron fuego en varias ocasiones sobre una muchedumbre de al menos 6.000 o 7.000 personas, muchas de ellas mujeres y niños, familias enteras, y no se les permitió recoger los cuerpos, sino que fueron hechos desaparecer.

Aquello hirió de muerte a una comarca pobre, rebelada contra la compañía inglesa de minas que había colonizado la zona y que se enriquecía del trabajo de unos obreros esclavizados.
Es un hecho real, es parte de la historia (negra) de España, y como tantos otros sucesos impunes y escandalosos, es justo que se de a conocer aunque sea de forma novelada.

El autor del libro es Juan Cobos Wilkins, quizá el escritor contemporáneo más famoso de Huelva, y descendiente (como indica además su segundo apellido) de los ingleses de Riotinto. Ganador de premios de relatos y poesía, colaborar asíduo de El País y creador de la fundación del Premio Nobel Juan Ramón Jiménez, dejó todos sus cargos para dedicarse de lleno a escribir.
'El corazón de la tierra' fue su primera novela y se convirtió en un libro tremendamente popular en su provincia, luego en Andalucía y consiguió cierto éxito a nivel nacional, hasta el punto de que el director de cine Antonio Cuadri la llevó a la gran pantalla (con terrible resultado).

Wilkins acerca la historia a modo de flashback a través de una anciana de Riotinto (que en aquel entonces lo vivió todo con ojos de niña) y una señora acomodada que procedente de Londres, desciende de un inglés que presenció de igual forma los acontecimientos.
Ambas, desconfiadas al principio, van haciéndose confesiones que las unen y las acercan al recuerdo.
De todas formas, sin ser yo ningún experto en literatura, me ha parecido flojito y soso...aunque un poco mejor que la película, que realmente estropearon sus actores y el director, partiendo de una historia y unos paisajes que daban para mucho más.

Es un libro olvidable, a no ser que seas de Huelva o de la comarca de Riotinto, porque entonces te dejará una pequeña desazón por aquella injusticia y te ayudará a comprender mejor ese lugar.
No lo recomiendo, hay miles de lecturas mas apasionantes.
De todas formas, por el trabajo de documentación de la época, bravo Wilkins.


EL CORAZÓN DE LA TIERRA
Estreno literario: 2001
Autor: Juan Cobos Wilkins (Minas de Ríotinto, 1957)
Traducción: no encuentro información
Ejemplares vendidos: sin información
Adaptación cinematográfica: 'El corazón de la tierra/ The heart of the Earth', dirigida por Antonio Cuadri en 2007, con guión en el que no participó Cobos Wilkins y que introducía terribles cambios, y con Catalina Sandino en el papel principal. La ví en el cine y sólo se salvaban los paisajes y las reconstrucciones (por ordenador) del paisaje minero de la época, pero el trabajo de los actores, el doblaje y los giros absurdos la convirtieron en algo intragable, y a mi alrededor mucha gente se había dormido o se había marchado (en un cine 'de culto' del centro de Barcelona).

(foto de Juan Cobos Wilkins al pié de Corta Atalaya, la más famosa de las gigantescas minas de Ríotinto)

No hay comentarios: